La naturaleza llegó a MoWeek con  Savia y un desfile que se trató de una verdadera instalación:  hojas pendieron como cortinas desde el techo y transformaron por un rato a la pasarela en un mágico bosque.

En esta oportunidad presentaron “M U N A R”, su colección de verano regida por la pureza, la belleza y la funcionalidad, la reutilización de prendas antiguas y su reversión para adaptarse a las necesidades modernas. Los materiales orgánicos como el lino y el algodón, se lucieron en prendas etéreas y a la vez urbanas como túnicas, chaquetas, vestidos, camisas y culottes.

El espíritu natural acompañó también desde el maquillaje y peinado, ya que las modelos lucieron hojas en sus cabellos y ondas relajadas.

Fotos: Pazos – Landarín // MoWeek