Como ya es tradición, quince estudiantes de la generación 2015 de Instituto Strasser presentaron las colecciones de egreso en la pasarela de MoWeek. Tomando inspiraciones del mundo del cine, la historia, la naturaleza y la literatura, las diseñadoras mostraron en pasarela sus creaciones en tres o cuatro pasadas.

La primera en abrir la pasarela fue Micaela Rostan y su línea Militantes de la vida, inspirada en la estética militar. Le siguió Wanda Tomsich y Kausay, para la cual se basó en el reciclaje y presentó prendas en coloridos patchwork de diferentes materiales. Sofía Lasa presentó Redomón, inspirada en el campo y basada en el dénim y telas color crudo. En un viaje a la fantasía de El Señor de los Anillos, Fernanda Taroco creó Rivendell, con prendas épicas y heroicas. Viviana Cerrutti, por su parte, también se inspiró en la literatura. A base del libro El Principito, creó coloridas y divertidas estampas originales.

Carolina Abella presentó Unwritten, una línea de prendas en plateado, blanco y crudo evocando a una mujer del futuro, fuerte y sofisticada. En la mujer elegante y los vívidos colores de los cócteles se inspiró Natalia Leal para crear Lovecóctel Connection, en la cual presentó prendas adultas pero divertidas. Le siguió Evangelina Stefanach, que en Black Rules ofreció una contrapartida: diseños inspirados en el libro Breakfast at Tiffany’s, en negro y rosa y mucha sensualidad.

Andrea Santurión, por su parte, viajó a la época victoriana y adaptó su estilo a la modernidad en Elegancia Victoriana. Miriam Olivera fue un poco más lejos: al espacio. Basada en la saga de Star Wars ideó Endor, una línea en blanco, negro y dorado, entre la elegancia y el futurismo. María Victoria Álvarez, por su parte, imaginó una María Antonieta moderna en Il était, y María Eugenia Maute se inspiró en el viejo glamour de Hollywood para crear Confluencia.

Joseline Coito siguió con Moon, una línea de ropa para la noche, colorida y elegante. Ana Arbiza tomó la tonalidad de la ciudad rosa de India, Jaipur, para crear en Era de Jaipur prendas estructurales y delicadas con el rosa como denominador común. Y por último, el cierre lo realizó Mariana García con Minket, una línea con mucha geometría y siluetas modernas.

 

Fotos: MoWeek // Pazos – Landarín