Las cinco marcas elegidas por el Ministerio de Industria, Energía y Minería mostraron colecciones basadas en la artesanía, las materias primas uruguayas y el diseño moderno.

La primera fue Apasionadas del Telar, que demostraron en sus diseños diferentes maneras y colores de vestir la lana. Con creaciones atemporales, prácticas y que complementan a otras, su colección Frío en color 2017 propone un abrigo y una segunda piel.

Munnah Shoes le siguió con su colección Bad Cat, compuesta por plataformas de vértigo, combinaciones de cuero y piel, y diseños que combinaron las últimas tendencias. Rebeldía y riesgo combinado con moda.

En lana en tonos naturales y negro, y con diseños modernos, María Blanco presentó Caliza. Inspirada en elementos de la naturaleza, creó prendas utilitarias, combinables y abrigadas, con una perspectiva de vanguardia.

Supernova llevó a la pasarela su artesanía en joyas. Sus delicados y sutiles diseños de accesorios en plata y piedras forman parte de su nueva colección Himmel Manen, inspirada en dos piedras: la turquesa y la piedra de luna.

Por último, Southwool cerró la pasarela con sus accesorios en lana. Sus carteras, clutch y bolsos son únicos, hechos a mano y con materiales 100% naturales. Cada una de sus piezas resalta las cualidades de la lana (hilada a mano y en su color natural) e incluyen detalles en cueros crudos, hueso, guampa y más.

 

Fotos: MoWeek // Pazos – Landarín