Provocadora, vanguardista y atractiva. Con esas palabras se puede definir a la colección de Pastiche, que debutó en la pasarela de MoWeek y ofreció un cierre inmejorable a esta edición.

La marca de las hermanas Florencia y Lucía Ottonello conquistó desde el comienzo. La artista Adriana Navarro comenzó el espectáculo con una hipnótica coreografía, que luego dio paso al modelo Martín Hernández, que con mucha actitud y firmeza, desfiló una gran capa de dénim marcada con el logo de la marca. Lo que siguió fueron chaquetas, sweaters y bufandas oversized -que también lucían el logo de Pastiche-, combinaciones de diferentes dénim, pilots y conjuntos en un vívido naranja y looks en total rojo o negro.

Cada estilismo dejaba relucir además la personalidad de cada modelo, entre los cuales se encontraba la consagrada en el exterior Ana Paula Rondán y la estilista Hiela Piérrez. Todo en su conjunto conformó un gran show de moda.

 

Fotos: MoWeek // Pazos – Landarín