La marca uruguaya de calzado de calidad ideó un desfile que en sus colores y aromas capturaron el verano en MoWeek en su delicadeza y serenidad. Su pasarela fue transformada en una galería de plantas y flores naturales, debajo de la cual una bailarina fue la responsable de inaugurar el evento con una evocativa coreografía.

En este entorno etéreo y verde, Pasqualini realizó el debut, no solo de sus clásicos calzados para este verano, sino también de dos nuevas líneas: una de pañuelos, creados junto a Florentina Print, y otra de modernas camperas de cuero.

Entre los tonos neutrales de las camperas, el calzado y las carteras de esta nueva colección atenta a las tendencias, los pañuelos fueron los responsables de dar el toque de color y veraniego. El delicado estilismo se completó tomando inspiración del entorno: las modelos llevaron pañuelos en la cabeza y lucieron flores en el rostro.

 

Fotos: Pazos-Landarín