La segunda jornada del evento de moda montevideano dejó una enorme diversidad de propuestas en encantadoras ambientaciones.

La pasarela de Itaú MoWeek inauguró su 15ª edición con una jornada de agenda variada que dejó desfiles marcados tanto por sus prendas como por las escenografías que crearon para presentarlas. Esta temporada los desfiles pasaron por otro gran cambio: la pasarela se mudó a una gran carpa exterior ubicada fuera del Centro de Reuniones y Eventos, dejando aún más espacio para los showrooms y nuevos probadores. Este espacio, como siempre, cautivó el sábado la atención de los asistentes, y tuvieron una ajetreada actividad durante todo el día.

Primera jornada de desfiles

Strasser

El Instituto Strasser inauguró la nueva pasarela de MoWeek con un desfile que homenajeó a la fallecida arquitecta Zaha Hadid. Sus creativas y vanguardistas creaciones sirvieron de inspiración para las dos líneas que presentó el instituto.

“Hilando Fino” fue la primera parte del desfile, conformado por creaciones de trece alumnas de primer año de la materia Tejido. A base de rectángulos elaborados en diferentes puntos, las diseñadoras crearon diferentes e interesantes vestidos, que se lucieron por sus volúmenes y geometrías, y denotaron verano con una paleta de colores ácidos: amarillo, naranja y coral, sumado con el clásico beige.

La segunda parte del desfile fue “Experiencia Pasarela”, donde cinco alumnas crearon pequeñas colecciones de tres pasadas cada una. Continuando la inspiración en Zaha Hadid, los diseños tuvieron en común sus líneas modernas y experimentales, así como también el movimiento, dado por volados, mangas globo, flecos o recortes.

Las diseñadoras detrás de “Hilando Fino” fueron: Jo Ann Aguirre, Viky Barthou, Sabrina Cotelo, Vanessa Espilman, Muriel Etcheverry, Any Fros, Susan Galagarza, Valentina González, Stefani Liwchitz, Lorena Lleonart, Dayna Martínez, Catalina Maurente y Ana Lucía Silva. En “Experiencia Pasarela” fueron: Ana Arbiza, Cecilia Núñez, Camila Padilla, Eloisa Palacios y Julia Piccardo.

Emme

“A Celebration of Individuality” fue el primer desfile de Emme, que celebró la individualidad de sus diseños mostrando piezas únicas para fiesta y ocasiones especiales.

Con los bordados como gran protagonista, su colección de verano 2018 tuvo como ejes la elegancia y delicadeza, con vestidos, monos y conjuntos en una paleta que fue del monocromo a los rosas y lila pasteles, hasta los grises y tonos tierra. Los mismos bordados dieron lugar a sutiles transparencias, y como detalle ornamental se agregaron tendencias de la temporada: volados y plumas.

Para completar el espectáculo, como si de obras de arte se tratara, cada pasada finalizó con la modelo posando dentro de un marco dorado.

Savia para Indian Emporium

Savia, la marca ganadora del concurso “Inspirate, creá y despegá” lanzado por Indian Emporium e Itaú MoWeek, presentó su colección Sakura, una línea de inspiración japonesa que se compone de 15 modelos pensados tanto para el día como la noche, e incluso la playa.

La palabra clave de esta colección fue la variedad, desde los materiales (al clásico lino de Savia se sumó algodón, denim y seda) hasta los diseños. Sin abandonar su artesanía y minimalismo, Savia amplió su espectro de creación, presentando desde camisas, túnicas y kimonos hasta jeans, camperas y sweaters. Cada pasada demostró perfectos looks totales con prendas combinables entre sí.

El rosa pálido fue la tonalidad protagonista de esta colección, aunque también se ofrecieron prendas en verde olivo, tonos naturales y brillos plateados.

Como ya es característico de la marca, Savia creó nuevamente un verdadero desfile-espectáculo. La ambientación musical, dada por un violinista y un chelista, transportó al antiguo Japón. Mientras que las flores de cerezo a las que hace referencia su nombre en japonés, florecieron sobre la pasarela en forma de hojas fucsia y crearon un jardín colgante a través del cual las modelos mostraron los nuevos diseños de esta colaboración.

Pasqualini

La marca uruguaya de calzado de calidad ideó un desfile que en sus colores y aromas capturaron el verano en MoWeek en su delicadeza y serenidad. Su pasarela fue transformada en una galería de plantas y flores naturales, debajo de la cual una bailarina fue la responsable de inaugurar el evento con una evocativa coreografía.

En este entorno etéreo y verde, Pasqualini realizó el debut, no solo de sus clásicos calzados para este verano, sino también de dos nuevas líneas: una de pañuelos, creados junto a Florentina Print, y otra de modernas camperas de cuero.

Entre los tonos neutrales de las camperas, el calzado y las carteras de esta nueva colección atenta a las tendencias, los pañuelos fueron los responsables de dar el toque de color y veraniego. El delicado estilismo se completó tomando inspiración del entorno: las modelos llevaron pañuelos en la cabeza y lucieron flores en el rostro.

New Balance

Para finalizar la primera jornada de desfiles New Balance decidió cambiar totalmente la pisada y mostrar su líneas de indumentaria y calzado deportivo con la ayuda de atletas e influencers de la marca. Su exclusivo plantel contó con conductoras como Yisela Moreira y Lucía Brocal, los DJs Paola Dalto y Javier Misa, los atletas Lorena Sosa, Jairo Moreira, Nicolás y Martín Cuestas, y el influencer Mauricio Pizard.

Pero este desfile también tuvo un trasfondo especial: la marca apoyó la campaña #EnTusZapatos creada por el blog Cande Down Side Up, que durante octubre -el mes de la concientización sobre el Síndrome de Down-, propone ponerse en los zapatos de otro, y utilizar así dos pares diferentes. Pero además de unirse a esta iniciativa, New Balance contó entre sus modelos con Magdalena Cosco, la primera chica con Síndrome de Down en desfilar en MoWeek. Magdalena se adueñó totalmente de la pasarela con confianza y soltura, posando para las cámaras como profesional.

New Balance fue fiel a su identidad, dejó un desfile de gran colorido y diversidad, y derrochó a su paso actitud y diversión.