El desfile organizado por la Cámara de Diseño de Uruguay e Itaú MoWeek presentó nuevos talentos en diferentes áreas del diseño de moda.

Polonio, original marca de trajes de baño masculinos y femeninos, abrió la pasarela al ritmo de la música de la DJ Loli Arana. En este desfile enfatizó sobre sus diseños funcionales para mujeres, pensados tanto para disfrutar de la playa como para hacer deporte. Sus trajes de baño con estampas originales frutales y florales fueron acompañados por calzas, tops y mallas con mangas largas.

A continuación María Bouvier presentó sus diseños basados en fibras orgánicas coloreadas con tintas naturales, y hechas con prácticas sustentables de producción. Su colección “Cactus” se inspira en los colores y las formas que ofrece la flor de esta planta, y así aparecieron amarillos profundos, sutiles lilas y tonos neutros; vestidos asimétricos y con recortes, tops con texturas y polleras irregulares.

Ramasser le siguió con una propuesta totalmente diferente. Su colección “Espada” rompe los confines de los géneros, con prendas que fueron presentadas por diferentes modelxs. Ese quiebre no solo se vio de manera simbólica en sus diseños, sino también de manera real: muchxs modelxs desfilaron atrapadxs en nylon, que rompían a medida que se hacían paso en la pasarela. De colores estridentes, actitud arrolladora y diseños atrevidos, Ramasser dejó al público aplaudiendo y vitoreando cada pasada.

 

Fotos: Pazos-Landarín