La última jornada de esta 15ª edición tuvo desfiles en conjunto y colaboraciones entre marcas y diseñadores.

El domingo Itaú MoWeek tuvo su último día y llenó las gradas de su pasarela gracias a diferentes propuestas creativas e innovadoras.

Como ya es tradición, cada uno de los desfiles estuvo acompañado por el maquillaje de L´Oréal Paris por Natalia Sastre, y el peinado de Daniel Ortega para L’Oreal Professionnel. Los profesionales del estilo idearon diferentes looks para cada desfile, acompañando y enalteciendo las creaciones de cada diseñador.

Fotos: Pazos-Landarín

MIEM

Como ya es costumbre en las ediciones de verano, el Ministerio de Industria, Energía y Minería organiza su propio desfile dentro de MoWeek, poniendo sobre la pasarela una selección de artesanos y diseñadores seleccionados a través de un llamado abierto.

En esta ocasión los seleccionados ofrecieron en cuatro pasadas variadas propuestas, que incluyó indumentaria, calzado y accesorios.

Estudio Null abrió la pasarela con sus diseños ideados para conseguir cero desperdicio. Gracias a este objetivo, sus creaciones logran volúmenes originales y formas futuristas. Eco Fusion, por su parte, dejó una serie de carteras de cualidades particulares. A base de cuero y madera, sus productos son rígidos y decorados con detalles tallados.

Inés Ott decidió sumarse a la campaña #EnTusZapatos, que para concientizar sobre el Síndrome de Down invita a usar zapatos de diferentes pares. Así la diseñadora de accesorios y calzado mostró en la misma pasada diferentes diseños minimalistas en 100% cuero. Le siguió Timbó Amarlatrama, una grifa de tejidos artesanales que presentó sus diseños más veraniegos: sweaters oversized y prácticos chalecos.

Cerró el desfile una grifa que volvió a la pasarela de MoWeek: Mandinga. La marca reconocida por sus estampas originales presentó cuatro looks diferentes de su colección Alonda, inspirada en el mundo vegetal y fungi, y con el verde profundo como denominador común.

L-Perna + Converse

“Sé lo que usaste el verano pasado”, afirma la diseñadora Luziana Perna con el título de su nueva colección. Pero lo suyo no es una amenaza como sí lo fue en la película de la que toma el nombre, sino que es una forma de ambientar en su inspiración: la nostalgia que causa el verano.

Para la presentación de esta colección en pasarela, la grifa se unió a Converse y juntos ofrecieron una visión del verano descontracturada, colorida y ultra femenina, con un contenido nostálgico dado con unas sutiles influencias en la estética de los 90s.

La variedad de propuestas fue el fuerte de esta colección, que tuvo como destacados pantalones y vestidos con volados en sus bajos, conjuntos de traje y pantalón en estampados florales, camisas rayadas, y sus looks en total amarillo y rojo, los dos colores de la temporada que tuvieron una fuerte presencia en esta línea.

PROYECTARSE18

El desfile organizado por la Cámara de Diseño de Uruguay e Itaú MoWeek presentó nuevos talentos en diferentes áreas del diseño de moda.

Polonio, original marca de trajes de baño masculinos y femeninos, abrió la pasarela al ritmo de la música de la DJ Loli Arana. En este desfile enfatizó sobre sus diseños funcionales para mujeres, pensados tanto para disfrutar de la playa como para hacer deporte. Sus trajes de baño con estampas originales frutales y florales fueron acompañados por calzas, tops y mallas con mangas largas.

A continuación María Bouvier presentó sus diseños basados en fibras orgánicas coloreadas con tintas naturales, y hechas con prácticas sustentables de producción. Su colección “Cactus” se inspira en los colores y las formas que ofrece la flor de esta planta, y así aparecieron amarillos profundos, sutiles lilas y tonos neutros; vestidos asimétricos y con recortes, tops con texturas y polleras irregulares.

Ramasser le siguió con una propuesta totalmente diferente. Su colección “Espada” rompe los confines de los géneros, con prendas que fueron presentadas por diferentes modelxs. Ese quiebre no solo se vio de manera simbólica en sus diseños, sino también de manera real: muchxs modelxs desfilaron atrapadxs en nylon, que rompían a medida que se hacían paso en la pasarela. De colores estridentes, actitud arrolladora y diseños atrevidos, Ramasser dejó al público aplaudiendo y vitoreando cada pasada.

MoWeek Presenta: Tavo García + Mariana Arenas + Gauderia + Milagros Bonasso

El gran final de esta nueva edición de MoWeek dejó un desfile para el recuerdo. Por primera vez en su historia, la indumentaria de la campaña fue realizada especialmente para la ocasión, por un grupo de creadores que trabajaron juntos: Tavo García fue responsable de las prendas femeninas, Mariana Arenas de la sastrería masculina, Gaudería realizó las estampas y Milagros Bonasso creó los accesorios en acrílico que cerraron los looks.

En este desfile se estrenó la versión ampliada de lo que ya se había visto en las fotografías que ilustraron esta edición. El dramatismo, la sofisticación y el glamour de los 80s se hicieron más evidentes con catsuits al cuerpo, acompañados por mangas globo; sacos de hombros rectos y pantalones plisados; vestidos con profundos escotes y capas con movimiento; faldas y vestidos sumamente amplios, y hombros al descubierto.

Esta colaboración logró diseños que se destacaron por su singularidad y piezas que se transformaron en verdaderos statements. El amarillo y el rojo, grandes protagonistas de este verano, fueron los colores base para esta colección, que sumó además blanco y verde agua.

Encatex y Equipier expertos en textiles y sublimado, respectivamente, también formaron parte de este equipo presentando sus servicios.

Con este desfile se cerró una nueva edición de Itaú MoWeek hasta el año que viene.